Beibiviejo

Jove i vell. Un hermoso y milenario ser que ni termina de morir ni comienza a crecer. Muchas sectas van en su búsqueda con motivo de adoración pero Beibiviejo siempre consigue ocultarse a la vista de los mortales gracias a un tipo de piel decrépita que le permite camuflaje entre berenjenas y banderas madridistas.