Andrea

Un cappuccino, mis libros, una puesta de sol naranja y el mar: momentos que no tienen precio.