Nain M.

Destellos de tiempos pasados
inundan el espacio de pensamientos
y engendran la palabra escrita