pensaresunarte

Dramática, fuerte, realista. Tengo 26 años.
Hace tres años me cambió la vida; suelo escribirle a los fantasmas de mi pasado, a la gente que voy perdonando y a las manías que he dejado.