tatianaylasletras

El silencio es tan hermoso como la palabra oportuna. Esa que llega cuando toca y desaparece sin hacer ruido, sigilosa entre las otras.