Websites

De Amor No Se Ha Muerto Nadie.

Aprendí, con los golpes que nos da la vida, a no dejar morir el amor. Porque el amor no tiene culpa de nada, la culpa es de quien calla y se tira a morir. Aprendí a vivir rodeada de serpientes, y aún así, ser feliz. Aprendí, que el amor no falla y entonces, ya no temo a nada.

Yaneli Morales.